Alimentos ecológicos – más seguros

Últimamente hablamos mucho de los alimentos ecológicos, pero ¿**sabemos realmente cuáles son las propiedades de estos alimentos**?

Con la constante preocupación por la salud de hoy en día, **los productos ecológicos cada vez están más presentes en nuestras comidas**. Algunos **productos químicos añadidos a los alimentos pueden ser perjudiciales** para la salud y para el medio ambiente.

Los **alimentos ecológicos son aquellos que no contienen ningún producto químico en ninguna de las fases** de su elaboración. Además, los consumidores tienen la garantía de que el producto que están comprando es totalmente ecológico, ya que está certificado por el organismo correspondiente.

Los productos químicos podemos considerarlos **positivos ya que pueden conservar los alimentos durante más tiempo**, pero a la vez, también pueden ser **negativos, porque no son tan saludables** como los que no tienen  ningún añadido químico.

Verdades sobre los alimentos ecológicos

En realidad, los productos ecológicos **son más sanos y respetuosos con el medio ambiente**. Muchos de nosotros accedemos a estos alimentos más saludables porque la sociedad, en general,  nos ha inculcado a consumir productos más ecológicos; otros, en cambio, miran más por la economía y se decantan por alimentos convencionales porque son más baratos que los otros. Además, **se cultivan de la manera más natural posible**, sin ningún tipo de producto químico.

Otra de las razones por las que los consumidores adquieren los alimentos más naturales, es porque al **no estar genéticamente modificados mantienen su aroma, color y sabor**.

Todos los aditivos que les añaden a  los alimentos, pasan también a nuestro organismo. Por lo tanto, **es beneficiario ingerir productos naturales para nuestro bienestar**. Además, aportan un valor nutricional mucho más completo que los alimentos convencionales; **contienen entre un 40% y un 60% más de vitaminas y minerales y menos agua que los productos convencionales**, que hace que aporten más resistencia ante las distintas enfermedades.

El único **aspecto negativo** de la comida ecológica se encuentra en **su precio; el coste** de los alimentos ecológicos es bastante más elevado que el de la comida convencional, aunque últimamente se puede apreciar una reducción de la diferencia de precios a causa de la favorable demanda.

Con todo esto no se quiere decir que los alimentos convencionales sean  perjudiciales para nuestro organismo, pero **debemos tener en cuenta que en ocasiones lo caro será de mejor calidad que lo más barato**, por ello, es **necesario cuidarse y alimentarse de la manera más saludable posible**.

Fuente Diario Vasco