Askora promotores en la iniciativa de menús escolares ecológicos

El Ayuntamiento de Busturia ha denunciado el actual modelo de gestión de los comedores escolares en manos de empresas privadas que sólo buscan aumentar sus beneficios, aseguraron fuentes municipales. El Ejecutivo busturitarra apuesta para que los estudiantes consuman productos locales y que la transformación y preparación de los alimentos se realice en el entorno más cercano posible.
En unas décadas se ha pasado de un modelo en el que la materia prima del jantoki se adquiría directamente a los productores o a través del pequeño comercio, a un sistema totalmente contrario, donde priman las ganancias y el producto procede de cualquier parte del mundo.

El Consistorio considera que con este cambio los productores autóctonos han perdido capacidad adquisitiva y los usuarios han visto cómo la calidad de la alimentación ha empeorado.

El comedor es una herramienta más para la educación.

Con el actual sistema se desliga la población de la tierra, de la cultura alimentaria y de la tradición gastronómica.

Por ello, la Administración local propondrá a lo largo de la presente legislatura modificar el decreto de funcionamiento de los comedores escolares con el fin de que las escuelas que lo deseen puedan realizar una gestión directa del menú, impulsando un modelo responsable, sostenible y comprometido. Está en juego nuestra salud y la supervivencia de la económica de cada lugar.

En Busturialdea existe ya una iniciativa pionera en los centros privados de San Fidel, en Gernika, y Sagrado Corazón, en Bermeo de la mano de Askora.

Padres de varios municipios han creado una plataforma con el fin de mejorar la calidad de los menús escolares. De momento, en estos dos centros se provee al comedor de género fresco autóctono como fruta, pasta, verdura y hortaliza.

Dieta sana

Askora, empresa encargada del suministro se ha puesto en contacto con los productores locales para al menos un 40% del menú escolar sea ecológico.

Los progenitores han mantenido reuniones con la dirección de algunos colegios para introducir en los jantokis de la comarca productos ecológicos y locales.

Además de fomentar la alimentación sin químicos y que los alumnos disfruten de una dieta sana, queremos relanzar la economía local muy decaída con motivo de la crisis económica, como afimamos los promotores de la iniciativa.

Fuente: El Correo