Conclusiones del estudio Alsalma 2.0 sobre alimentación infantil

El estudio Alsalma 2.0 el primer y único estudio en España que se centra exclusivamente en analizar los hábitos nutricionales de los niños de 0 a 3 años.

El 95,9% de los niños españoles de entre siete meses y tres años de edad exceden el consumo diario recomendado de proteínas. Así lo ha encontrado el estudio Alsalma 2.0, realizado dentro del programa educacional “Alimentando la Salud del Mañana” de la compañía Danone Nutricia, y llevado a cabo por 200 pediatras de todo el país en una muestra representativa de casi 2.000 niños de 0 a 3 años.

El estudio Alsalma 2.0 es el primer y único estudio en España que se centra exclusivamente en analizar los hábitos nutricionales de los niños de esta franja de edad y ha sido presentado en Madrid por dos de sus autores, los doctores Jaime Dalmau, de la Unidad de Nutrición y Metabolopatías del Hospital La Fe de Valencia, y Vicente Varea, jefe de la Sección de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

Según las conclusiones del Alsalma 2.0, el consumo desproporcionado de proteínas en la infancia podría correlacionarse con sobrepeso. Así, en el estudio se ha visto que un aumento del 1% en la proporción de proteínas en el perfil calórico del niño supuso un aumento del 0,029 kg/m2 del IMC.  Se ha constatado que el sobrepeso se inicia en edades muy tempranas. Los obsesos no se hacen a los 5 o a los 8 años, los estamos empezando a hacer desde edades muy tempranas y esto es un factor importante a tener en cuenta”, ha explicado el doctor Vicente Varea.

El Alsalma 2.0 analizó los hábitos nutricionales en el periodo de 0 a 36 meses en un grupo de 1.701 niños cuyas madres rellenaron un diario con el detalle de todas las comidas que realizaban durante el día –se completaron un total de 1559 diarios que fueron válidos para el estudio-.

De los datos analizados se extrae también que el 70% de los niños tiene un buen seguimiento de la dieta mediterránea. El estudio también ha constatado un déficit de vitamina D en la dieta de los más pequeños.

Las conclusiones de este estudio son especialmente llamativas, dado que las últimas investigaciones llevadas a cabo en todo el mundo demuestran que la nutrición en los mil primeros días del niño –desde su concepción hasta los dos años de edad- tiene un fuerte impacto en el riesgo de desarrollar sobrepeso y obesidad en años/décadas posteriores.

Fuente: Europa Press