Los equipos de limpieza de ASKORA nos recomiendan utilizar el “Sistema 5s” para mejorar nuestro entorno.

CATERING COMEDORES ESCOLARES

Basado en sus años de experiencia en las limpiezas de comedores escolares, cocinas, espacios de trabajo y de empresas, nuestros equipos de limpieza nos recomiendan que echemos un vistazo a fondo al Metodo 5s.

El método de las 5 « S », así denominado por la primera letra (en japonés) de cada una de sus cinco etapas, se refiere a la creación y mantenimiento de áreas de trabajo más limpias, más organizadas y más seguras, es decir, se trata de imprimirle mayor “calidad de vida” a nuestro día a a día, siendo posible aplicar sus principios para mejorar la calidad en nuestro hogar y vida cotidiana.

Esta técnica de gestión japonesa basada en cinco principios simples:

  • Seiri: Organización. Separar innecesarios
  • Seiton: Orden. Situar necesarios
  • Seiso: Limpieza. Suprimir suciedad
  • Seiketsu: Estandarizar. Señalizar anomalías
  • Shitsuke: Disciplina. Seguir mejorando

161_1

La integración de las 5S satisface múltiples objetivos. Cada ‘S’ tiene un objetivo particular:

  • Eliminar del espacio de trabajo lo que sea inútil
  • Organizar el espacio de trabajo de forma eficaz
  • Mejorar el nivel de limpieza de los lugares
  • Prevenir la aparición de la suciedad y el desorden
  • Fomentar los esfuerzos en este sentido

Por otra parte, el total del sistema permite:

  • Mejorar las condiciones de trabajo y la moral del personal (es más agradable trabajar en un sitio limpio y ordenado)
  • Reducir los gastos de tiempo y energía
  • Reducir los riesgos de accidentes o sanitarios
  • Mejorar la calidad de la producción.
  • Seguridad en el Trabajo

Seiri: Organización. Separar innecesarios

Es la primera de las 5 fases. Consiste en identificar y separar los materiales necesarios de los innecesarios y en desprenderse de éstos últimos. Algunas normas ayudan a tomar buenas decisiones:

  • Se desecha (ya sea que se venda, regale o se tire) todo lo que se usa menos de una vez al año.
  • De lo que queda, todo aquello que se usa menos de una vez al mes se aparta (por ejemplo, en la sección de archivos, o en el almacén en la fábrica)
  • De lo que queda, todo aquello que se usa menos de una vez por semana se aparta no muy lejos (típicamente en un armario en la oficina, o en una zona de almacenamiento en la fábrica)
  • De lo que queda, todo lo que se usa menos de una vez por día se deja en el puesto de trabajo
  • De lo que queda, todo lo que se usa menos de una vez por hora está en el puesto de trabajo, al alcance de la mano.
  • Y lo que se usa al menos una vez por hora se coloca directamente sobre el operario.

Esta jerarquización del material de trabajo conduce lógicamente a Seiton

Esto nos permite aprovechar lugares despejados.

Seiton: Orden. Situar necesarios

Consiste en establecer el modo en que deben ubicarse e identificarse los materiales necesarios, de manera que sea fácil y rápido encontrarlos, utilizarlos y reponerlos. Se pueden usar métodos de gestión visual para facilitar el orden, pero a menudo, el más simple leitmotiv de Seiton es: Un lugar para cada cosa, y cada cosa en su lugar. En esta etapa se pretende organizar el espacio de trabajo con objeto de evitar tanto las pérdidas de tiempo como de energía. Las normas de Seiton:

  • Organizar racionalmente el puesto de trabajo (proximidad, objetos pesados fáciles de coger o sobre un soporte, …)
  • Definir las reglas de ordenamiento
  • Hacer obvia la colocación de los objetos
  • Los objetos de uso frecuente deben estar cerca del operario
  • Clasificar los objetos por orden de utilización
  • Estandarizar los puestos de trabajo
  • Favorecer el FIFO (lo que primero entra, primero sale)

Seiso: Limpieza. Suprimir suciedad

Una vez el espacio de trabajo está despejado (seiri) y ordenado (seiton), es mucho más fácil limpiarlo (seiso). Consiste en identificar y eliminar las fuentes de suciedad, asegurando que todos los medios se encuentran siempre en perfecto estado operativo. El incumplimiento de la limpieza puede tener muchas consecuencias, provocando incluso anomalías o el mal funcionamiento de la maquinaria. Normas para Seiso:

  • Limpiar, inspeccionar, detectar las anomalías
  • Volver a dejar sistemáticamente en condiciones
  • Facilitar la limpieza y la inspección
  • Eliminar la anomalía en origen

Seiketsu: Mantener la limpieza, estandarización o señalizar anomalías

Consiste en distinguir fácilmente una situación normal de otra anormal, mediante normas sencillas y visibles para todos.

A menudo el sistema de las 5S se aplica sólo puntualmente. Seiketsu recuerda que el orden y la limpieza deben mantenerse cada día. Para lograrlo es importante crear estándares. Para conseguir esto, las normas siguientes son de ayuda:

  • Hacer evidentes las consignas: cantidades mínimas, identificación de las zonas
  • Favorecer una gestión visual ortodoxa
  • Estandarizar los métodos operatorios
  • Formar al personal en los estándares

Shitsuke: Disciplina o seguir mejorando

Consiste en trabajar permanentemente de acuerdo con las normas establecidas.

Esta etapa contiene la calidad en la aplicación del sistema 5S. Si se aplica sin el rigor necesario, éste pierde toda su eficacia.

Es también una etapa de control riguroso de la aplicación del sistema: los motores de esta etapa son una comprobación continua y fiable de la aplicación del sistema 5S (las 4 primeras ‘S’ en este caso) y el apoyo del personal implicado.